Por Aida Osuna - 9 sept. 2020

Es momento de poner las cartas sobre la mesa y hablar de algo que estoy segura que a más de uno nos aterra, pero que aún no entendemos ni qué onda: envejecer.


Antes de irnos de lleno, es súper importante dejar algo claro. La piel cambia a lo largo de nuestras vidas, y eso no siempre está completamente ligado a la edad numérica, y aunque sí afecta, no es la única razón. En esta ecuación están en juego otros factores igual de importantes y tienen más que ver con nuestra genética, estilo de vida, tipo de piel y cualquier otra condición adicional de la piel.


Algo que también debe de quedar claro es que la "piel madura" no es un tipo de piel, es una afección de la piel, que puede ser genética, como la rosácea o el acné, o desarrollarse, como las manchas solares. Además, todo esto está influenciado por el estilo o las condiciones de vida que lleves. 


Así te la pongo, una persona de 20 años puede tener el mismo tipo de piel genética y problemas que una persona de 50 años (envejecimiento prematuro, ¿te suena?). Bien, creo que ahora estamos en el mismo canal, prosigamos. 


¿Por qué nuestra piel se “hace madura”?

En cuanto a la edad biológica, recordemos que a medida que envejecemos, el metabolismo de las células se vuelve más lento. La síntesis de colágeno se reduce y la deshidratación ocurre más fácilmente. Y si agregamos los factores de estilo de vida que mencioné antes, como el estrés, enfermedades, medicamentos, tabaquismo, daño solar, falta de sueño y dieta, imagina el resultado.


¿Cómo saber si tengo piel madura? 

Aunque parece obvio, tal vez no lo sea tanto, por eso es mejor repasar. 


Algunos signos de piel madura son:

Piel más seca

Piel delgada

Falta de firmeza

Arrugas profundas

Deshidratación

Pérdida de luminosidad

Falta de tono

Poros abiertos

Hiperpigmentación y manchas de la edad

¿Cómo puedo retrasar o tratar la madurez de la piel?

La realidad es que todos envejecemos. No tengas miedo, es inevitable y parte de lo bonito de la vida. Hay que aceptar que en algún punto nuestra piel ya no se verá joven como hoy o antes, that’s a fact, pero con la rutina y los productos correctos, podemos retrasar ese proceso y sacar lo mejor de nuestra piel.

Paso a pasito

Primero y por enésima vez: USA PROTECTOR SOLAR. Listo, solté la bomba. El sol es amigo, pero también hace mucho daño en exceso, así que no salgas de casa sin protección.

Hay distintos ingredientes que ayudan a prevenir el envejecimiento de la piel, o en su defecto a tratarla y reforzarla, como por ejemplo:

Retinol: 

Los retinoides están hechos de derivados de la vitamina A. Actúan haciendo una exfoliación y neutralizando los radicales libres en la pie. Esto trae distintos beneficios, como la mejora en la textura de la piel, ayudar a prevenir o suavizar las arrugas, y reducir la hiperpigmentación, manchas y acné. 

Ácido hialurónico: 

Yo siempre he creído que la clave de una piel visiblemente más joven es la hidratación. Adivina, el ácido hialurónico puede retener hasta 1000 veces su peso en agua. En otras palabras, funciona como hidratante y humectante. El resultado es un aumento en la elasticidad de la piel, lo cual lo vuelve perfecto para evitar las arrugas.

Vitamina C: 

La vitamina C es una m a r a v i l l a, de verdad, hace mil cosas. Entre las más representativas se encuentran la protección del daño solar, la hidratación y promover la producción de colágeno, si quieres saber más da click aquí.

Péptidos:

Los péptidos promueven la síntesis de colágeno, una proteína básica en la elasticidad de la piel. Conforme crecemos, la producción de ésta disminuye, pero podemos ayudar a aumentar naturalmente aplicando productos que contienen péptidos. El colágeno es una molécula demasiado grande para ser absorbida por la piel por sí sola (no te dejes engañar por los productos con colágeno no micronizado), por eso siempre es mejor acudir a ingredientes que promueven su producción.  

Por último, recuerda cuidar tu piel sin importar tu edad, esto va más allá de temas de estética. 

 

 

Entrevistas

#MomijiTeam behind the scenes: Paty

Por Aida Osuna - 2 sept. 2020

K-Beauty

¿Mi producto caducó? Aprende a leer las etiquetas de tus productos coreanos

Por Aida Osuna - 5 ago. 2020

Te presentamos Momiji Life

Por Aida Osuna - 18 may. 2020

Blanqueadores 101

Por Aida Osuna - 15 abr. 2020

Las mejores y las peores parejas en el skincare

Por Aida Osuna - 5 feb. 2020

Lifestyle

Cubrebocas y maskné en tiempos de COVID

Por Aida Osuna - 12 ago. 2020

Las mejores apps para tu rútina de skincare

Por Aida Osuna - 15 jul. 2020

Celebra el PRIDE 2020 sin salir de casa

Por Aida Osuna - 22 jun. 2020

9 cosas que puedes hacer mientras tu sheet mask hace efecto

Por Aida Osuna - 27 may. 2020

Reseñas

Momiji L

Por Aida Osuna - 13 may. 2020

Las mejores series de anime de todos los tiempos según el Momiji Team

Por Aida Osuna - 29 abr. 2020

¿Ya te acabaste el catalogo de Netflix? Te dejamos nuestros sitios de belleza y skincare favoritos

Por Aida Osuna - 25 mar. 2020

¡Me fui a tomar milk tea al Barrio Chino de la CDMX!

Por Aida Osuna - 27 nov. 2019

Self Care

¡Es hoy, es hoy! Conoce Handy

Por Aida Osuna - 19 ago. 2020

Eres lo que comes (?)

Por Aida Osuna - 15 jul. 2020

Libros invernales para leer calientito

Por Aida Osuna - 11 dic. 2019

Skincare

Bye bye granitos, te presentamos los pimple patches

Por Aida Osuna - 23 sept. 2020

¿Estás usando la cantidad correcta de tus productos? Aquí te decimos

Por Aida Osuna - 17 sept. 2020

Hablemos de piel madura

Por Aida Osuna - 9 sept. 2020

Skin-care hombres vs skin-care para mujeres

Por Aida Osuna - 26 ago. 2020