Todo lo que necesitas saber de tu protector solar

Momiji Talks / skincare

Por Aida Osuna - 24 jun. 2020

El verano se acerca, y aunque seguimos aislados, no es un pretexto para desatender el uso de SPF. De hecho, es un mejor pretexto para entender cómo funciona en nuestra piel, es por eso que hoy les quiero regalar una pequeña master class.


Empecemos por lo primero. SPF, por sus siglas en inglés, significa sun protection factor y se refiere a la medida en la que tu sunscreen te protegerá de los rayos UVA y UVB. 


Es normal que la mayoría de la gente piense inmediatamente en el daño de los rayos UVB, que son los que producen los daños cutáneos visibles como el enrojecimiento y las quemaduras. Sí,   son dañinos, pero son “ligeramente” más inofensivos que los rayos UVA, los cuales nos deben de preocupar más.


Los rayos UVA penetran profundamente en la piel y pueden causar desde envejecimiento prematuro, hasta dañar el ADN de las células de la piel y generar melanomas malignos y cáncer. De estos no te escapas ni estando en la sombrita. 


Ahí radica la importancia de cuidar tu piel de los rayos solares: Es una medida rápida de evitar problemas futuros.


Y bueno, ahora que tenemos claro el por qué es importante, viene la pregunta del millón:


¿Qué SPF debo de usar?


Cada número es una medida de la fracción de quemadura solar que llegará a tu piel, por ejemplo, un SPF 15 simboliza que solo 1/15 de radiación llegará a tu piel si aplicas correctamente el protector.


Pero cómo está difícil entenderlo de esa forma, te lo resumo:


SPF 15 bloquea el 93% de los rayos UBV

SPF 30 bloquea el 97% de los rayos UBV

SPF 50 bloquea el 98% de los rayos UBV

SPF 100 bloquea el 99% de los rayos UBV


Cualquier dermatólogo te dirá que SPF 30 es la protección diaria mínima necesaria. Para un día al aire libre, recomendamos SPF 50.


¿Cuánto tiempo me protege un bloqueador? 

El tiempo varía entre los 120 y 160 minutos, es por eso que es importante re-aplicarlo cada dos horas apróximadamente. 


¿Y qué onda con los rayos UVA?

Como lo han notado, hasta ahora solo he hablado de la protección de los rayos UBV. Efectivamente, el SPF solo mide esos rayos, es por eso que para estar protegido es importante que te fijes que tu bloqueador tenga factor PA.


PA significa Grado de Protección de UVA y mide explícitamente ese nivel de protección. Lo puedes identificar  con las “+” y funciona así:


PA + tiene un factor de protección UVA de entre 2 y 4

PA ++ tiene un factor de protección UVA de entre 4 y 8 

PA +++  tiene un factor de protección UVA arriba de 8


¿Físico o químico? 

Como les decía, hay dos tipos diferentes de protectores solares, químicos y físicos (también conocidos como minerales). 


Los filtros solares químicos funcionan absorbiendo los rayos al momento de entrar en contacto con la dermis, antes de que lo haga tu piel. Por medio de una reacción química los convierten en calor y se liberan. Su textura es comúnmente ligera y transparente es normal que en sus ingredientes encuentres uno o más filtros químicos para poder proteger en amplio espectro. Algunos ejemplos populares son la oxibenzona, octinoxato, avobenzona y homosalato. 


Por otro lado, los físicos forman una capa o una barrera física sobre tu piel para que los rayos solares reboten, se dispersen y no provoquen daño. Este tipo de bloqueador puede ser más espeso y suele dejar una capa blanca sobre la piel. Pero no te preocupes, se absorbe y desaparece. Está recomendado para piel sensibles, con acné y para los bebés y embarazadas. También, es importante que uses este tipo de filtro cuando vas a nadar en el mar.


¿Cuál es mejor? Eso tú lo decides. Por lo general, yo utilizo protector químico de diario y dejo el físico para los días de playa y alberca.


Terminamos con la clase de hoy, pero si tienen alguna duda recuerden que siempre nos pueden escribir a nuestras redes.


¡No olviden el protector solar!

Entrevistas

Entrevista con Fernanda de @thefantasticmirror

Por Sofia Bulnes - 18 sept. 2019

Entrevista con una entusiasta del skincare @Frida Tiare

Por Sofia Bulnes - 28 ago. 2019

La parte más importante de tu rutina con @theurbanbeauty

Por Sofia Bulnes - 24 jul. 2019

K-Beauty

Te presentamos Momiji Life

Por Aida Osuna - 18 may. 2020

Blanqueadores 101

Por Aida Osuna - 15 abr. 2020

Las mejores y las peores parejas en el skincare

Por Aida Osuna - 5 feb. 2020

Propósitos de self-care para el 2020

Por Aida Osuna - 1 ene. 2020

Lifestyle

Celebra el PRIDE 2020 sin salir de casa

Por Aida Osuna - 22 jun. 2020

9 cosas que puedes hacer mientras tu sheet mask hace efecto

Por Aida Osuna - 27 may. 2020

Documentales sobre la naturaleza en Netflix que te harán más feliz

Por Aida Osuna - 22 abr. 2020

Conoce los efectos de la contaminación en tu piel

Por Aida Osuna - 8 abr. 2020

Reseñas

Momiji L

Por Aida Osuna - 13 may. 2020

Las mejores series de anime de todos los tiempos según el Momiji Team

Por Aida Osuna - 29 abr. 2020

¿Ya te acabaste el catalogo de Netflix? Te dejamos nuestros sitios de belleza y skincare favoritos

Por Aida Osuna - 25 mar. 2020

¡Me fui a tomar milk tea al Barrio Chino de la CDMX!

Por Aida Osuna - 27 nov. 2019

Self Care

Libros invernales para leer calientito

Por Aida Osuna - 11 dic. 2019

#Momijitips que no puedes olvidar

Por Sofia Bulnes - 25 sept. 2019

Eye Shine, You Shine

Por Sofia Bulnes - 3 sept. 2019

Skincare

Vitamina C 101

Por Aida Osuna - 1 jul. 2020

Todo lo que necesitas saber de tu protector solar

Por Aida Osuna - 24 jun. 2020

¿Cuál es la edad adecuada para iniciar con una rutina de skincare?

Por Aida Osuna - 3 jun. 2020

¿Quieres lograr el mejor maquillaje? El secreto está en preparar tu piel

Por Aida Osuna - 6 may. 2020