Por Sofia Bulnes - 29 may 2019

Empecemos por romper el mito de que el suero es solamente para pieles maduras. Todas las personas, sin importar la edad, tienen diferentes necesidades, por lo que incluir uno en tu rutina es crucial, ya que es el shot de vitaminas que necesitas para sobrevivir los cambios constantes de temperatura, contaminación y poder retardar el envejecimiento cutáneo. Sabemos que entre tanto producto, encontrar aquél que te funcione y cubra las necesidades de tu piel puede ser muy abrumador, pero no te preocupes, ¡nosotros te ayudamos!

¿Qué es?

El suero, es conocido por ser una sustancia súper concentrada de ingredientes activos formulada para tratar problemas específicos de la piel como los signos de edad, las manchas, el acné, la deshidratación, opacidad, etc. Su consistencia tiende a ser acuosa o tipo gel, lo cual hace que penetre más fácil a la piel, siendo muy eficaz sin necesidad de aplicar tanta cantidad. Los cambios se ven desde el primer día.

¿En qué paso paso de la rutina va?

Si estuviéramos haciendo la rutina coreana completa, el suero sería nuestro sexto paso, después de aplicar la esencia. Pero también puedes aplicarlo después de limpiar o usar un tónico.

¿Cómo se aplica?

El suero se aplica directamente a la piel con las manos. Utiliza de tres a cuatro gotas y distribúyelo por cara y cuello con un suave masaje y dando suaves palmaditas para mejorar su absorción. 


#Momijitip
Aprovecha para darte un ligero masaje, empieza por el cuello y sube hasta llegar a la frente; esto previene la flacidez en la piel y ayudará a que se  mantenga elástica y tersa.

¿Cuándo se aplica?

Normalmente, puedes aplicarlo en la mañana y en la noche, pero te recomendamos siempre leer las instrucciones ya que existen también aquellos que son exclusivos de uso nocturno, por ejemplo aquellos que contienen retinol o vitamina C.