¿Problemas para dormir? Aquí nuestros mejores tips

Momiji Talks / Lifestyle

Por Aida Osuna - 4 nov. 2020

¿Quién no ama finalizar un día largo haciéndose bolita en sus cobijas para dormir? Yo creo que todos, el problema viene cuando por más que lo intentas, y a pesar del cansancio, no logras pegar pestaña. Por eso te dejaré los mejores consejos para que no tener sueño, no te quite el sueño.


Pero antes, es súper importante hablar de la importancia del sueño en nuestro cuerpo. ¿Has escuchado del beauty sleep? Pues prácticamente cualquier sueño lo es, ya que  mientras dormimos sucede la recuperación interna y epidérmica más importante. Es por eso que incluso solo UNA noche de mal sueño se puede ver reflejada en nuestra piel, a través de ojeras, palidez, párpados inflamados e incluso, líneas de expresión marcadas.


Y bueno, la pregunta del millón ¿cómo puedo dormir mejor?:

 

Lava tu carita antes de dormir

Mientras dormimos pasan mil cosas en nuestro cuerpo, lavarte la cara antes de hacerlo ayudará a la circulación de la sangre y, además, la mantendrá fresca y limpia, evitando que se obstruyan los poros o que se irrite por el sudor y suciedad acumulado.

 

Trata de relajarte

El día ya pasó, sea lo que sea que te preocupe no podrás hacer nada hasta que vuelva a salir el sol. Lo sé, es algo difícil de lograr, pero dejar ir te ayudará a pensar más fresco lo que sea que esté en tu cabecita al día siguiente. Recuéstate y haz ejercicios de respiración. Una esencia de lavanda podría ayudarte a crear el ambiente perfecto para dejar los pendientes atrás, aunque sea por una noche.

 

Duerme con la cabeza en alto

Se ha demostrado que elevar la cabeza ayuda con los ronquidos, el reflujo ácido y el goteo nasal, problemas que pueden alterar la calidad de su sueño y, por lo tanto, tu piel. Además, puede ayudar a reducir las bolsas y los círculos debajo de los ojos al mejorar el flujo sanguíneo y evitar que la sangre se acumule.

 

Aléjate de las fuentes de luz

Si bien dormimos la mayor parte del tiempo en la oscuridad, hacerlo con la piel directamente expuesta al sol por la mañana o durante las siestas, puede tener un efecto dañino en la salud y su apariencia, sin mencionar que dormir en una habitación iluminada perturba los ritmos del sueño.


Haz de las cortinas tus mejores aliadas. 

 

Duerme boca arriba

Este paso complementa el segundo, pero tiene una razón de ser. Al dormir boca arriba evitamos las líneas de almohada y dejamos respirar nuestra piel, lo cual resulta perfecto en la prevención de la irritación y el acné.

 

Trata de dormir a la misma hora siempre 

¡Lo sé! Luego esto se vuelve complicado, pero dormir a la misma hora hace que  tu cuerpo “aprenda” a que debe de apagarse. Las rutinas no son malas. 


Extra tip:

Humecta tu cara y mantén un vaso de agua cerca. La hidratación es muy importante para un buen sueño y una mejor piel.