Por Aida Osuna - 12 may. 2021

Es normal que en nuestra rutina diaria de skin-care mezclemos ingredientes con el propósito de potencializar los efectos, y claro, tiene todo el sentido. Pero, al momento de hacer esto tenemos que tener presente que hay ingredientes que al mezclarse en lugar de beneficiar podrían lastimar la piel.

 

Por eso, aquí te enlistamos algunas de las combinaciones erróneas más comunes:

 

Retinol + AHA / BHA

El retinol funciona mejorando la renovación celular, aumentando la producción de colágeno y mejorando la apariencia de líneas finas y arrugas, pero puede sensibilizar la piel.

AHA / BHA que contiene ácido glicólico, ácido láctico o ácido salicílico puede exfoliar y producir un tono de piel más uniforme, pero cuando se combina con un ingrediente antienvejecimiento como el retinol, puede causar una descamación dolorosa en una persona con piel sensible.

Al usar productos con retinol lo ideal sería combinarlo con un hidratante para disminuir la sensibilizar y potencializar la hidratación.

 

Retinol + Vitamina C

La vitamina C es un protector ambiental y antioxidante que funciona mejor durante el día en combinación se usa mejor durante el día.

El retinol en cambio funciona como correctores que se inactivan con la luz solar, por lo que al combinarlos se puede generar un efecto que se contrapone.

La mejor manera de "combinar" estos ingredientes y aprovechar al 100% sus beneficios es utilizar vitamina c de día y retinol de noche.

 

Vitamina C + AHAs / BHA

La vitamina C es efectivamente un ácido, por lo que combinarla con AHAs y BHA, como lo son el ácido glicólico, salicílico y láctico, es una combinación que puede ser muy irritante, ya que cualquier ácido colocado en capas tiene el súper poder de desequilibrar el pH. Si quieres usar ambos en tu día, asegúrate que sean por separado, es decir: la vitamina C por la mañana y los AHAs y BHAs por la noche. ¡Ah! Y no olvides tu SPF.