Doble limpieza y por qué deberías estarla haciendo

Momiji Talks / skincare

Por Aida Osuna - 22 ene. 2020

En algún momento de mi vida llegué a pensar que lavarse la cara era solo como un paso más en un trámite (a.k.a. mi rutina). Así que, día con día (y no siempre), me lavaba la cara en la regadera con cualquier jabón, x’s. Y no voy a mentir, tal vez hasta hace un par de años seguía siendo así. 


Eso terminó cuando conocí la rutina coreana y escuché de la doble limpieza.  Imagínense, ya me costaba trabajo limpiarme una vez, así que cuando vi que lo mejor era que fueran dos dije: ni loca. Pero bueno, como es de esperarse amigxs, me di cuenta. 


¿Qué es?

Primero lo primero, ¿qué es la doble limpieza y cómo me di cuenta que debía empezar a hacerlo? Básicamente, implica lavarse la cara en dos pasos, primero usando un limpiador a base de aceite y luego con un limpiador a base de agua. 


¿Cómo funciona?

El primer paso remueve las impurezas como el sebo, el FPS y los contaminantes, mientras que el segundo paso limpia los desechos como el sudor y la suciedad. Y bueno, así es como me di cuenta que era súper importante hacerlo. Créeme, en el momento que vas en la segunda limpieza y te das cuenta que tú cara seguía sucia, no querrás dejar de hacerlo. 


¿Y si tengo piel grasa o mixta?

Si tienes piel grasa, mixta o con tendencia al acné, ¡mejor aún! Hacer doble limpieza ayuda a eliminar las impurezas súper aferradas a tu piel, esas que obstruyen los poros y que causan las imperfecciones y que además, pueden permanecer ahí incluso después de lavarse. Otro bonus: Este paso te asegurará que todos los productos que vengan después se absorban mejor en tu piel. 


Y ahora lo bueno, ¿cómo se hace?

  1. Aplica tu limpiador en aceite con movimientos circulares durante 30 o 40 segundos, retirando todo el maquillaje y suciedad del día, retíralo con un algodón o con agua tibia.
  2. Sobre tu piel húmeda aplica el limpiador base agua dejando que haga espuma, retiralo con agua tibia.
  3. Seca tu rostro con una toalla limpia y seca. 
  4. ¡Listo, sigue con tu rutina habitual!

Aquí un par de recomendaciones de limpiadores que puedes encontrar en la tienda de Momiji.


Paso 1

Moringa Cleansing Balm

¡El limpiador a base de aceite y desmaquillante perfecto para cuidar la piel sensible! Mientras lo masajeas en tu piel va removiendo suciedad, restos de maquillaje, exceso de sebo y cualquier otra impureza que resulta de la contaminación del medio ambiente.


Paso 2

Super Grain Foam Cleansing

Un limpiador super suave con y cremoso con el poder antioxidante de los granos de quinoa que te ayudará a dejar la piel limpia y eliminar la opacidad.