Por Momiji Beauty - 11 jul. 2018

Si aún te sientes confundido con respecto a tu tipo de piel, no te culpamos. Con todos los agresores ambientales, cambios de clima, el estrés, y pues, la vida, es muy normal que nuestra piel cambie y entre en crisis de vez en cuando. Sin embargo, todos tendemos a inclinarnos hacia un tipo la mayor parte del tiempo.

Muchas personas viven toda su vida sin saber cómo es su piel y no les importa mucho. Pero la realidad es que identificarlo es imprescindible, pues no sólo los ayudará a sacarle provecho mucho mejor y corregir lo que no les gusta, si no que también les ahorrará muchísimo dinero. Una de las reglas de oro de compra de productos de skincare es entender tu piel, solo así sabrás qué proporcionarle, qué le funciona y que no, y claro, te enseñará a no desperdiciar.

 

Si aún no sabes cuál es tu tipo de piel, no temas, con estas descripciones podrás descubrirlo. Cualquier parecido con la realidad es mucha coincidencia.

 

1. Piel normal

Si tu piel es normal, felicidades, tienes la piel perfecta. Las personas de este tipo tienen el balance ideal de humectación, rara vez les salen granos, sus poros son pequeños, pueden ir por la vida con poco maquillaje y lo peor que les puede pasar es uno que otro punto negro.

 

Solo asegúrate de tener un buen tónico para mantenerla saludable y listo, como Real Floral Toner Caléndula de NATURAL PACIFIC, elaborado con pétalos de caléndula que calman e hidratan la piel. Lo puedes utilizar para eliminar residuos de maquillaje y limpiar los poros.

 

2. Piel seca

Las pieles secas están deshidratadas por dónde las veas. La cara tiende a verse escamosa, opaca y sentirse áspera al tacto. Las líneas de expresión se notan mucho más y son más propensas al envejecimiento prematuro. Tu mejor aliado de cuidado serán los exfoliantes, pues te ayudarán a eliminar la piel grisácea, scaly y harán que tus productos se absorban mejor.

 

Uno químico como el Bubi Bubi Face de UNPA, que es progresivo e hipoalergénico, revelará una piel más luminosa y suave con el uso.

 

3. Piel mixta

Las pieles mixtas son de las más comunes y complicadas, pues aquí el reto es equilibrar la. Si tu zona T brilla, pero sientes tus mejillas tirantes, entonces tu piel es mixta. Uno de nuestros productos favoritos para este tipo son las esencias, pues ayudan a balancear la humedad de la piel, controlando el brillo en la zonas más grasosas e hidratando las áreas más resecas.

 

La Hyaluronic Acid Hydra Power Essence de COSRX contiene ácido hialurónico para humectar y prevenir la evaporación de agua, sin utilizar aceites que pueden afectar tu zona T.
 

4. Piel grasa

En estos casos, la cara brilla y se siente grasosa por todas partes. Así mismo, son pieles que tienden a tener acné y puntos negros. Puede ser muy molesto, pero la buena noticia es que son las que se arrugan menos. Para controlarlo, y aunque suene un poco contradictorio, te recomendamos intentar usar un aceite. Cuando deshidratas tu piel con limpiadores muy agresivos, ella siente que necesita compensar esa hidratación produciendo más grasa.

 

Entonces, lo mejor que puedes hacer es humectarla con una fórmula similar a su sebo natural, como un aceite. El Fresh Herb Origin Serum de NATURAL PACIFIC humecta, repara y hasta ayuda a prevenir imperfecciones. Úsalo por las noches y te prometemos amanecerás con una piel mucho más balanceada.