Por Aida Osuna - 12 ene. 2021

Desde pequeños, nos enseñaron la importancia de lavarnos la carita y muchos de nosotros, durante varios años, nos dedicamos a hacerlo con el primer jabón que encontrábamos en el baño, normalizando así la sensación de cara jalada. Incluso hay gente que piensa que así se debe de sentir una cara limpia, jalada.


Cuando uno empieza con una rutina de skincare, la primera duda que viene al respecto es el cómo limpiar la piel. Algunos se van a los extremos y terminan comprando productos muy agresivos que pueden resecar y dañar la piel. Muchas veces no es nada grave, pero si quieres empezar este año (y tu rutina) con el pie derecho, aquí te dejo 5 tips para escoger tu cleanser ideal.


Recuerda, las bases son los cimientos de todo, y qué mejor base que el primer paso de tu rutina.

 

Identifica tu tipo de piel

Más allá del limpiador, revisar este paso es esencial cada vez que vas a elegir un producto para tu carita. ¿Por qué es tan importante esto? Porque un limpiador que no se adapte a tu piel puede provocar problemas como sequedad, producción de sebo en exceso o irritación. Recuerda que cada tipo de piel funciona diferente al momento de limpiarla.

 

Conoce las texturas

Las texturas de los cleanser van desde espesas y cremosas, hasta transparentes y gelatinosas. Los limpiadores cremosos son ideales para la piel seca, mientras que los limpiadores en gel o espumosos funcionan bien con los tipos de piel grasa o mixta.

 

¿Tienes problemas de piel? Escoge un limpiador que trate eso

La mayoría de los limpiadores están formulados para tratar ciertos problemas de la piel, además de simplemente limpiar la cara. Dale ese plus a tu limpieza, pero ojo, primero supervisa que sea adecuado para tu tipo de piel.

 

Aprende a distinguir los ingredientes

Otro hack importante al momento de escoger un limpiador es aprender a reconocer los ingredientes, ya que esto hablará de los beneficios extras que puedes obtener más allá de la limpieza. ¿Piel glowy? Vitamina C. ¿Quiere tratar granitos? Busca un limpiador con BHA. 

 

Prueba y lleva un diario

Esto puede ser menos estricto que llevar un diario, pero siempre he pensado que la mejor forma de casarte con un producto es probando varios. Puedes comprar versiones pequeñas o de muestra para identificar cuál es el mejor para ti, siempre tomando nota (aunque sea mental) de los efectos que tiene cada uno sobre tu piel.